Archivo de la categoría: convivencia

Bajando al teatro-mundo

Dije que continuaría, de hecho me planteo esforzarme en hacer un seguimiento diario a esos 15 días que teóricamente se ha dado al Consell para tomar una decisión. Cada día hay nuevos artículos, cada vez más libres, descarados y sin tapujos como el de Rosa Olivares hoy. No voy a entrar en ellos pues ellos ya lo hacen muy bien.

El último dato es que van a nombrar un director provisional mientras preparan las bases, los criterios, el concurso, etc. Contando con el calendario electoral me parece que se alargará mucho más.

Me interesa más ver lo que pasa en otros niveles. Que el mundo de la cultura contemporánea es plural es algo desconocido por el simple hecho que lo que hasta ahora se ha visto es un formato de arte solidificado y compacto. Nada más alejado de la realidad.

Hay amplios debates e interrogaciones que están recorriendo el mundillo. Ya se sabe… se marcan puestos de cara a una diferenciación del grupo. Lo curioso es que de momento aquí estamos de fiesta, de celebración. Algo similar sucede en el Cabanyal. Las conversaciones giraron entorno a múltiples cuestiones pero una era fundamental:

¿Y ahora que?

Teatro de Marionetas La Estrella- Cabanyal

En el caso del Cabanyal parece que más allá del empecinamiento político del ayuntamiento la crisis ha terminado de rematar el proyecto de prolongación. Mientras tanto, el barrio es un decantador social extremo en donde un grupo importante de personas ligadas al movimiento okupa están poniendo en “solfa” a la Plataforma. Lo mismo podremos ver en los movimientos en torno al IVAM. La crítica es de matiz cada vez más extremo. Los okupas piensan que la Plataforma no está más que ocupada en defender sus propiedades privadas mientras les reclaman una mayor acción social. A la vez, consideran que la Plataforma es un agente gentrificador del barrio. La misma línea discursiva podríamos encontrar en numerosos matices, tanteos y concepciones en torno al IVAM.

Al final, todos y todas podemos estar cargados de razones pero no se esgrimen éstas para conseguir espacio de representación social sino para ocuparse realmente del tema. No se utiliza ni un barrio ni una institución como espacio cautivo para nuestros propios intereses pues (por mucho que utilicemos palabros que no entendemos como gentrificación) cuando se habla de calle, de barrio, de vecindad se habla de convivencia. Y la convivencia, el vivir en común, es un arte de todos los días, del poco a poco. Nada tiene que ver esto con la premura explícita de una exigencia en un proceso revolucionario más propio del siglo XIX. Al contrario, es el momento de ralentizar, saludar, encontrarse, contrastar, compartir ideas e iniciar una convivencia y desarrollo común que quedaron rotas en ambos espacios, el Cabanyal y el IVAM, hace 18 años.

Recomiendo para ampliación del tema el programa de Radio Klara En Construcción del pasado lunes. El debate se inicia a partir del minuto 35 del programa.

Anuncios